João Félix acelera hacia Anfield

La semana fantástica del Atlético dejó, entre otras buenas noticias, el regreso de João Félix al equipo. Una lesión muscular le había dejado fuera de los últimos partidos y frente al Villarreal reapareció en la segunda mitad, Enchufado, con ganas… y con gol. Se le vio especialmente motivado por marcar y lo consiguió con un zurdazo. Se sumó a la fiesta, se quitó un peso de encima y vuelve a recordar que ahí está él.

João Félix se cayó del equipo a finales de enero, justo antes de la visita al Bernabéu, y se perdió ese partido y otros tres más (Granada, Valencia y Liverpool). Ese tramo coincidió, además, con que Correa sigue inspirado de cara al gol, marcando y asistiendo; con la recta final de la recuperación de Diego Costa; con el fichaje de Carrasco; con que Simeone tiene disponibles a más de 20 futbolistas… Es decir, que el equipo ha sobrevivido bien sin el portugués y que no tendrá tan fácil recuperar el cartel de imprescindible en este Atleti.

Tras el 1-0 al Liverpool, la siguiente cita marcada en rojo por el club, el vestuario y la afición es la de Anfield, el partido que todos querrán jugar. Y João Félix sabe que tiene que pisar el acelerador si quiere formar parte del bloque que busque completar la machada. El domingo saltó al campo en el minuto 57, con 1-1, y tuvo tiempo de hacer cinco remates (uno de ellos el 3-1). Casi tantos disparos como pases, que dio siete.

“No es fácil adaptarse al Atlético, pero João tiene mucho margen de mejora. Si escucha al míster y a los compañeros, será el jugador que todo el mundo quiere ver”, le aconsejó el capitán Koke, quien le asistió en el gol, ese premio que al delantero portugués se le resistía en Liga desde el 25 de septiembre. Ha pasado desde entonces por un Golden Boy, dos lesiones musculares, una faringoamigdalitis y una sequía que despertó ciertas dudas, alternando en sus partidos los detalles de enorme calidad con la ansiedad y la intrascendencia. Ante el Villarreal ayudó a que el equipo diera un punto más y terminara de imponerse al rival.

El retorno de João Félix eleva la competencia en el ataque y reabre la opción de que Simeone recupere el tridente con el que inició el curso, con Diego Costa y Morata como arietes y el portugués por detrás con cierta libertad, pero en la banda derecha cuando toque defender. No obstante, aquel plan quedó en desuso. Además, Correa se está haciendo fuerte en el once y no va a ser fácil que se caiga de él. El Cholo ha pasado de una etapa en la que la alineación casi se hacía sola por la plaga de bajas a otra en la que está carísimo ser titular. Ni siquiera el Menino de Ouro, la inversión más importante de la historia del club, lo tiene asegurado. Por ello ha empezado a acelerar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *